was successfully added to your cart.

Carrito

¿Te consideras una persona creativa y con ganas de aprender nuevos conocimientos? Si además de eso eres un amante total del café, esta guía te vendrá de lujo para convertirte en un experto del ‘Latte Art’.

El mundo avanza y con él todos nosotros. Y es que, el café está atravesando uno de sus mejores momentos, ya que son tantas las variedades que podemos encontrar actualmente en el mercado, que hasta los más inconformistas pueden estar satisfechos con el enorme abanico que se nos presenta dentro del universo cafetero.

Por todo ello, hoy os queremos proporcionar una guía en la que os explicamos paso a paso cómo debes reproducir una de esas tazas de café tan bonitas que nos sirven los baristas cuando vamos a una cafetería de café de especialidad.

Como en cualquier otro arte, la clave del éxito se encuentra en ser lo más creativo y original posible y conseguir realizar preciosos dibujos sobre el café gracias a la leche espumosa. Sin duda, un café así se merece una buena fotografía.

Pero centrémonos en lo realmente importante. Para conseguir que nuestro café quede perfecto, antes debemos fijarnos en muchos detalles que, de no hacerlo, pueden desvirtuar el resultado final:

  • En primer lugar, comenzaremos con los pasos más simples. En este caso, lo primero en lo que debemos hacer hincapié es en hacernos con un envase de leche entera, artesanal y fresca, ya que no nos sirve cualquier tipo de leche. Una vez conseguida, debemos dejarla en una nevera a unos 4 o 7 grados centígrados. Cuando esté suficientemente fría, la añadimos en una jarra pero sólo hasta la mitad.
  • Cuando cojamos el vaporizador para continuar con el proceso, antes debemos cerciorarnos de que esté perfectamente purgad para que no nos encontremos restos de agua. Procederemos entonces a colocar la boquilla del vaporizador dentro de la jarra, pero ni muy abajo, con lo que no dejaremos entrar aire en la leche, ni muy arriba con lo que en ningún momento el vaporizador entre en contacto con la leche. Simplemente hay que colocar el vaporizador rozando la superficie de la leche, para poder meter aire y presiónAdemás, debemos dejar un hueco para que el vapor pueda entrar a la perfección y crear lo que se llama el remolino, que será el que ayude a texturizar la leche.»
  • La jarra debe permanecer estática todo el rato, para conseguir la densidad y cremosidad precisas. Una vez alcanzados los 70 grados necesarios, deberemos removerlo ligeramente.
  • El momento de verter la leche es decisivo. Debemos asegurarnos de que lo estamos haciendo tal y como está establecido, porque de no hacerlo así no conseguiremos un perfecto diseño. Al echarla, tenemos que dejar una altura de unos 5 cm, comenzando lentamente y acelerando a continuación.
  • Por último, daremos el toque final con un bonito dibujo. Para ello, acercaremos al máximo posible la boquilla, y una vez conseguida la posición exacta, dejaremos volar la imaginación para lograr sorprender a nuestros comensales.

Aunque estos son los pasos básicos para adentrarte en el universo cafetero, aquí os dejamos varios consejos para conseguir recrear al dedillo una de las figuras más usuales para los baristas: la espiga en el café.

El proceso para llenar la taza es exactamente el mismo que os hemos ido indicando anteriormente. Pero, una vez llegada la hora de reproducir el dibujo, el truco consiste en acercar la jarra y balancearla. Una vez añadida la parte cremosa de la leche y estando casi llena, cortamos las marcas de crema con un hilo de leche, haciendo movimientos hacia tras y hacia delante y declinándola cuando sea necesario.

El mundo está hecho de gente que arriesga y gana, así que si tu objetivo es dejar boquiabiertos a tus familiares y amigos, esta técnica seguro que les encantará. Si quieres convertirte en un experto del ‘latte art’, visita nuestra web y te daremos todos los consejos que necesites.

Camden Coffee Roasters

Author Camden Coffee Roasters

More posts by Camden Coffee Roasters

Join the discussion One Comment

Leave a Reply

Abrir chat